Pékerman superó la ausencia de Falcao con táctica y estrategia

Se acabó la fiesta. De vuelta al trabajo. Este miércoles la selección Colombia de Fútbol volvió a la cancha de entrenamiento de la sede del club São Paulo, en Cotia, su base operacional en este Mundial de Brasil, para empezar a preparar el juego de octavos de final, del próximo sábado, contra Uruguay, en el Maracaná de Río de Janeiro.

La vibrante jornada del pasado martes en Cuiabá, en el magnífico triunfo 1-4 sobre Japón que le aseguró la campaña perfecta y el primer lugar del grupo C, ya pasó. Ahora, como lo contó este miércoles el capitán Mario Yepes, el cuerpo técnico ya empezó a preparar el partido contra Uruguay, a entregar la información sobre el rival, a revelar la fórmula para potenciar los aciertos y corregir los errores.

La fantástica primera ronda dejó en claro que el técnico José Pékerman encontró la solución a la ausencia de Falcao con táctica, funcionamiento y estrategia. La falta del lesionado delantero obligó a que el entrenador, como un relojero preciso, se pusiera el monóculo, tomara la pinza, apretara y rearmara el equipo. Trabajo, equilibrio e identidad son los tres mandamientos de esta Selección, confesados por el propio técnico y repetidos por el capitán Mario Yepes y el goleador Jackson Martínez.

“La ausencia de Falcao es fuerte para la selección, el país y el fútbol que lo merece tener en el Mundial, pero su constante ánimo y apoyo es muy importante porque todo lo que hemos logrado lo hicimos como grupo”, contó Jackson.

Cambio táctico

La primera variante que generó la salida de Falcao fue el cambio de la táctica base del equipo. Parece apenas un retoque, pero resultó profundo, pues del 4-2-2-2 clásico y madre en la eliminatoria se pasó a un 4-2-3-1. (véase gráficos). Sin Falcao, entonces, se juega ahora con un solo delantero en punta, aunque eso se ensayó en el amistoso de noviembre pasado contra Bélgica y con Falcao en el campo. Volantes externos bien abiertos que al ataque se convierten en delanteros y al defender arman un 4-4-2 (véase gráfico).

A la nueva base táctica 4-2-3-1, Pékerman le hizo otro retoque, que se notó muchísimo y claramente, en el duelo contra Costa de Marfil: 4-1-4-1 (véase gráfico), con el relevo dependiendo de la zona por donde cayera la jugada de los volantes centrales para que uno de ellos hiciera el papel de barredora entre zagueros y volantes. Así se apretaba el cinturón defensivo y se le daba al equipo juego exterior o de banda y juego interno con volantes centrales de la segunda línea de 4.

Y de esa misma base táctica (el 4-2-3-1, repito) también, y dependiendo de la situación de juego se arma el ‘clásico’ 4-2-2-2, que se hizo varias veces contra Japón, más en el esforzado e inseguro remate del primer tiempo.

Sobre todo este plano de funcionamiento táctico se construye un plan estratégico simple, pero prioritario: ser muy fuertes en defensa (“sacar el arco en cero es la prioridad”, lo han repetido todos, desde el técnico hasta el utilero, desde que pusieron pie en Brasil) incluso cediendo el control del balón y contragolpear rápido, pasar de defensa a ataque en fracciones de segundo, con pocos y precisos toques de pelota, por lo general, bajo el viejo principio del dos pases cortos y uno largo.

Con táctica y estrategia se suplió la ausencia de Falcao, del que nadie se acuerda ahora con el ‘reventón’, el fiestón, que ha armado de Colombia en el Mundial. Y, así, las tres palabras del credo de Colombia en Brasil ser resumen en, uno, trabajo para mecanizar el funcionamiento y los cambios tácticos que se dan incluso dentro del mismo juego (con relevos, escalonamientos y tal…); dos, equilibrio para defenderse con seguridad sin perder la visual del ataque veloz y contundente en contragolpe y, tres, identidad, que no significa otra cosa que todos tienen plena convicción en esta manera de jugar y que todos se saben de memoria el guion general y sus líneas de personaje.

facebook google instagram twitterPinterest

Fuente: El Tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *