Millos-Santa Fe: no es un clásico más

“Clásico es clásico”, dicen los aficionados para justificar la asistencia a los duelos tradicionales entre equipos de la misma ciudad y para reafirmar este pensamiento añaden que “es mejor ganar un partido de estos que un título”.

Pero no es por esto que el de hoy en El Campín, a partir de las 5:00 entre Millonarios y Santa Fe no es solo un derbi más. No. Hay muchos ingredientes más que lo hacen un partido especial, digno de ver para que después no quede el remordimiento de por qué no fui a verlo.

 

En la tabla de posiciones el local, en este caso los azules, están mejor ubicados, pero a la hora de analizar el momento actual, es claro que no están en su mejor momento, pues su defensa se vino a menos, su mediocampo ya no es ese retén por el que a los adversarios les costaba trabajo pasar y la delantera tiene problemas para marcar.

 

En cambio Santa Fe está más abajo en la tabla de posiciones, es 13, con nueve puntos, cuatro menos que los celestes, pero a hoy, tienen un equipo más compacto y con un rendimiento superlativo en la fase de grupos de la Copa Libertadores de América.

 

El técnico Rubén Israel, sobre quien recaen todas las miradas y muchas de las culpas por el bajón de los Embajadores, no podrá contar con uno de los pocos jugadores intocables en su esquema, el defensa Cadavid, por una lesión, pero de resto tiene a su disposición a la totalidad del grupo, incluido Rangel quien ya se recuperó.

 

Caso contrario es el de Gerardo Pelusso quien hoy no tendrá al golero Zapata y al central Tesillo, convocados a la Selección Colombia de mayores y a Jerry Mina, con la sub-23.

 

Millonarios tiene la obligación de ganar por su condición de local y para demostrar que sí tiene con qué aspirar a ir en busca de la estrella 15.

 

En cambio Santa Fe puede darse el lujo de apostar por el empate y si pierde no pasa nada porque justifica su campaña en los logros en la Libertadores.

 

Ahora bien, con dos técnicos uruguayos en el banco, es de esperarse que el partido sea un clásico de estrategias y no propiamente de juego vistoso, sino de mucha marca, pocos espacios, mucha salida de los laterales y, por el lado de la visita, la apuesta seguramente será por el contragolpe.

 

Pero como en el fútbol nada está escrito, a lo mejor resulta un clásico de toma y dame, de ida y vuelta y con mucho trabajo para los goleros Vikonis y Castellanos. Hay que verlo, especialmente para saber si Israel encontró la formación ideal y Millonarios de una vez por todas convence o si definitivamente quienes lo culpan de las derrotas tienen la culpa.

 

Otros duelos

 

Hoy, por aquello de la jornada de clásicos, se disputarán otros partidos que resultan bastante llamativos para el aficionado.

 

En el Atanasio Girardot 3:15 (Win Sports), Medellín, tercero con un punto más que Nacional, se enfrenta en un partido que, a parte de lo meramente futbolístico, tiene otro atractivo y es la posibilidad de que las dos hinchadas acompañen a los equipos de sus afectos.

 

El técnico Leonel Álvarez dispondrá de lo mejor de su plantel para el crucial encuentro, mientras que Reynaldo Rueda no contará con varios de sus principales elementos, aunque sí con quien se ha convertido en la gran figura del onceno, el lateral Daniel Bocanegra.

 

No menos atractivo es el encentro entre Cali y Cortuluá 5:30 (Win Sports) y de por medio hay una sed de revancha por una goleada que ya le propinaron los del corazón del Valle a los dirigidos por Fernando Pecoso Castro.

 

Y para el cierre, a partir de las 7:45 (Win Sports), Tolima, con la necesidad de sumar porque a pesar de jugar bien los resultados no se le han dado, enfrenta un Huila de rendimiento disparejo, pero siempre aguerrido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *