Juventus venció a Mónaco en un increíble partido y es finalista de la Champions League.

Con solvencia liquidó Juventus la serie a su favor, inspirado en el interminable Buffon, los oportunos goles de Higuaín en la ida y un Dani Alves notable, desequilibrante en los dos partidos contra Mónaco.

La dosis de la ida (0-2) se repitió en la revancha, a pesar de la ambición de los franceses en el hermoso campo de Turín.

Trece minutos duró el asedio del Mónaco, que salió al campo con mucho atrevimiento y, gracias a dos vacilaciones del veterano arquero Buffon, estuvo a punto de dañar la fiesta en Turín.

Al minuto 2, Falcao provocó el primer fallo cuando apareció libre de marca en el área y el portero tuvo que salir a chocarlo. ¿Penalti? No, es fue un choque de tantos que se producen en un partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *