En Colombia no hay respeto por los técnicos: Maturana

Con razón la preocupación manifiesta de Francisco Maturana, el mayor referente de los entrenadores colombianos. Van siete fechas y de los clubes afiliados a la Dimayor ya han salido cuatro técnicos: Julio Comesaña (Patriotas), Guillermo Berrío (Alianza), Pedro Sarmiento (DIM) y Leonel Álvarez (Cali). El primero renunció y a los demás les rescindieron los contratos.

Esta es la temporada, de los últimos cinco años, con más despido de técnicos en el primer mes de competencia, hecho que prendió las alarmas, así el gremio no se pronuncie.

Maturana, al expresar tristeza por el poco valor que se le da a la profesión y a los estrategas en la parte espiritual, a pesar del esfuerzo que hacen en el trabajo diario, fue enfático al señalar que “en Colombia no hay respeto de los dirigentes y de los jugadores por los técnicos”. Dice que desde su papel en la Fifa en la política de desarrollo mantiene la lucha y hace su aporte por la formación de sus colegas en Suramérica, “porque si queremos que el fútbol mejore, la capacitación es clave”.

Tras los últimos hechos, Maturana invitó a una reflexión gremial que parta de los propio afectados, pues considera que “ha habido indolencia y tienen que unirse más”.

Jorge Luis Bernal, varias veces desvinculado de equipos colombianos, asegura que su profesión “es una de las únicas que en ocasiones no se valora el sacrificio y la vocación del ser humano; es más fácil sacar a uno que a 18”. Frente a su posición gremial, anota que en el país siempre se habla del tema, pero que en el momento que a uno de ellos lo despiden de inmediato llegan 10 hojas de vida de candidatos para remplazarlo.

El último adiós

“Los directivos han tomado una decisión y la vida es de decisiones. He tenido momentos difíciles y este es otro; con la muerte de Andrés (Escobar) me sacaron muchas lágrimas, con la Selección también y aquí uno llora por dentro, pero de felicidad, porque se lograron cosas importantes”. Así explicó Leonel su salida.

En 15 meses avanzó con el Cali a dos semifinales, fue subcampeón de Liga, ganó la Superliga y clasificó al equipo a la Copa Suramericana y Copa la Libertadores.

Con él se fue el grupo de trabajo integrado por William Villa, preparador físico, y los asistentes Luis Fernando Herrera y Sergio Guzmán.

“Tuvimos un mal inicio de Liga 2014 y en Copa Libertadores ganamos un partido y perdimos otro, y nos despidieron”, anota Chonto al agregar que con poco hicieron mucho, pues pidieron refuerzos que no llegaron y les dieron la oportunidad a jugadores de la cantera (Mojica, Lizarazo, Calderón, Rivas y otros). Pero de nada valió.

Tomado de http://www.vanguardia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *