El mensaje de la selección por un fútbol en paz

Si hay un símbolo que mueve masas en Colombia esta es la selección de fútbol, que sin importar su buen o mal momento siempre logra congregar a millones de hinchas de distintos equipos frente a un televisor, todos cobijados bajo el amarillo de la camiseta del combinado nacional.

Por eso ante la oleada de violencia que se ha presentado en los últimos días por cuenta de las riñas entre barras de equipos del rentado nacional, los jugadores de la selección Colombia de mayores no quisieron ser ajenos a una problemática que, sin duda, empaña su labor y el buen nombre de un juego que debería ser solo eso, un juego.

El llamado de los jugadores, que están ad portas de regresar a la selección a una cita orbital después de 16 años de ausencia, exhorta, entre otras cosas, a que el fútbol sirva como una herramienta para la consolidación de la paz y la tolerancia de todos los colombianos.
Del mismo modo invita a todos los hinchas a que el color de sus camisetas no se convierta en un uniforme de batalla.
Carta de los jugadores de la selección Colombia a los hinchas colombianos:
Los jugadores de la Selección Colombia de Fútbol queremos hacer un llamado de conciencia y reflexión sobre la visión y el verdadero papel del fútbol en nuestra sociedad. Los tristes acontecimientos de violencia que se han presentado en las últimas semanas en varias ciudades del país van en contravía con la función social del deporte y con el gran esfuerzo de miles de colombianos que al igual que nosotros ven en esta actividad una oportunidad para disfrutar y mostrar la cara positiva de Colombia.
Con valor, sacrificio, trabajo en equipo, tolerancia, juego limpio y disciplina, día a día vemos como el fútbol puede sacar adelante los sueños de muchos y entregar la mayor sonrisa a una nación. Los campos para el deporte y todo su entorno deben ser espacios que convoquen a la familia en un entorno de alegría y sana convivencia.
Nosotros, como jugadores de la Selección Colombia tenemos como meta principal la clasificación a la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014, pero a lo largo de este difícil camino siempre hemos deseado que estos gratos e inolvidables momentos sirvan para fortalecer lazos de unión, hermandad, entretenimiento, salud, solidaridad y ante todo el respeto entre cada uno de nosotros, principios fundamentales del fútbol.
Es hora de cambiar de actitud y no tomar los colores de las camisetas como uniformes de batalla. No queremos más violencia en las calles y menos en el fútbol. Vamos a hacer de nuestro deporte una herramienta para la consolidación de la paz y la tolerancia de todos los colombianos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *