Andrés Iniesta, impensable no verlo retirarse en el Barcelona

El jugador se encuentra negociando su renovación con el equipo que le ha ayudado a convertirse en una estrella

Andrés Iniesta será el siguiente jugador en renovar su contrato que tiene fecha de caducidad en junio de 2015 y cuenta actualmente con una cláusula de rescisión de 200 millones de euros. El canterano no se ve fuera del Barcelona y siempre ha expresado que le gustaría retirarse en este equipo que le ha dado todo y al que él le da dado su vida.

¿Qué sería de este Barcelona sin Iniesta, sus jugadas al estilo Oliver Atom, sus Iniestazos y su voz suave de pocas palabras? Este equipo sería otro, porque el manchego ha aportado mucho a este equipo y ha sido una de las piezas claves. A sus 18 años, edad en la que debutó con el primer equipo ante el Brujas, ya comenzaba a maravillar y su primer partido en el Camp Nou, en enero del 2003, fue una gran demostración de lo que Iniesta iba a desarrollar a la perfección con el paso de los años.

El nombre Andrés y el apellido Iniesta no faltan en los libros de historia de cualquier amante culé. Su gol en Stamford Bridge que dio el pase a los blaugranas a la final de Roma, es recordado tal vez como el mejor momento del jugador en el equipo, pero sin olvidar también lo logrado en el histórico 2-6 propinado al Real Madrid en el Santiago Bernabéu donde ‘el cerebro’ tuvo mucho que ver y su juego perfecto ante el Manchester United en mayo del 2011 para llevar a las vitrinas la cuarta Champions League.

El manchego es uno de los jugadores que se han convertido en un referente del Barcelona y del fútbol mundial. Nadie puede odiar a Iniesta en ningún estadio, es todo un caballero dentro y fuera de los terrenos de juego y eso le ha hecho ganarse el respeto de propios y ajenos. Por eso y muchas cosas más, el Barcelona es capaz de cumplir casi cualquier deseo a Iniesta para que éste amplíe su contrato con el equipo, aunque es verdad que siendo Iniesta uno de los futbolistas menos exigentes, lo único que podrá pedir será un justo aumento de sueldo.

Hoy, el dorsal 8 aún no está en su mejor forma después de disputar la Copa Confederaciones y tomar un par de vacaciones, él es de los jugadores a los que les está costando más trabajo volver al mejor estado físico, pero muy pronto estará a tope y será una de las piezas claves para que este Barça recupere la presión alta y vuelva a aspirar a todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *